Barquito de papel, sin nombre, sin patrón y sin bandera, navegando sin timón donde la corriente quiera. Aventurero audaz, jinete de papel cuadriculado, que mi mano sin pasado sentó a lomos de un canal. Cuando el canal era un río, cuando el estanque era el mar, y navegar era jugar con el viento, era una sonrisa a tiempo, fugándose feliz de país en país, entre la escuela y mi casa, después el tiempo pasa y te olvidas de aquel barquito de papel. Barquito de papel, en qué extraño arenal han varado tu sonrisa y mi pasado, vestidos de colegial. Cuando el canal era un río, cuando el estanque era el mar, y navegar era jugar con el viento, era una sonrisa a tiempo.
Escuchar tema

Proponemos armar un ambiente cálido y acogedor que invite a jugar, a explorar, a encontrarse con otros, con escenarios permanentes en los que se ofrezcan variados desafíos para elegir, siempre al alcance de los niños y favoreciendo su autonomía.

En este espacio intentamos plasmar los fundamentos teóricos que permitan tender puentes entre las modalidades hogareñas y las del jardín, que forman parte del cotidiano de los niños.

DIRECCION GENERAL: Liliana Federico